Consulta prenatal de pediatría


Dra. Carolina Sanz, pediatra especializada en lactancia materna.

¿Vais a ser padres y tenéis mil dudas?
Tener hijos no es fácil. La mayoría de los nuevos padres se sienten abrumados los primeros días con su bebé recién nacido. ¿Cada cuánto tiene que comer? ¿Por qué no duerme por la noche? ¿Por qué llora cuando lo dejo en la cuna? ¿Es normal que haga caca negra? ¿Cómo sé si está comiendo suficiente? ¿Es normal que pierda peso? ¿Es normal que tenga granitos? ¿Qué ropa le pongo? ¿Con qué le limpio el culito? ¿Es normal que esté amarillo?...Las preguntas son innumerables, y algunas ni siquiera las habéis pensado aún.
Empezar con ventaja es fundamental: con la ventaja de saber qué esperar y qué hacer en cada momento. Los cursos de preparación al parto a los que asisten la mayoría de las parejas no abarcan la información suficiente para que los padres se sientan seguros a la hora de cuidar a su bebé recién nacido. Muchas cosas se dan "por sabidas" y existen muchas recomendaciones culturales que con frecuencia causan confusión a los nuevos progenitores, que se encuentran en esos días sobrepasados, deprivados de sueño, y llenos de dudas por los consejos contrapuestos que reciben.
La lactancia materna es el alimento idóneo para los bebés desde que nacen y al menos hasta los dos años de edad. El éxito de la lactancia depende en gran medida de que las cosas se hagan bien durante los primeros días. La lactancia materna es un proceso natural, pero extraordinariamente vulnerable a determinadas costumbres de la cultura occidental. Esto hace que sea frecuente encontrar ciertas dificultades con la lactancia en los primeros días de vida. Las familias confían en que recibirán la información y el apoyo necesarios en el entorno sanitario, pero la realidad es que la mayor parte del personal sanitario que trabaja en las salas de maternidad no tiene formación en lactancia materna, de manera que los padres reciben consejos incorrectos que pueden llevar al fracaso de la misma.
Este problema se minimiza cuando los padres han recibido una correcta formación en lactancia antes del parto, han podido entender cómo funciona, y cómo se protege la lactancia. Han entendido cómo es el bebé humano, qué es lo esperable, y qué hay que hacer cuando las cosas no terminan de ir bien.
En mi opinión, toda esta información es el mejor regalo que unos futuros padres pueden recibir. Un regalo que repercutirá en su salud y la de su hijo, y que les durará para siempre.

bebé durmiendo

Pediatra en Alicante

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario. Navegando por él aceptas el uso de cookies.  Acepto la LOPD   Leer LOPD